Anoche Soñé Contigo

gatito dormidoHe recibido un par de mensajes de suscriptores que están sorprendidos (para bien y para mal) por el súbito incremento en la cantidad de mensajes que he enviado desde la semana pasada.

“¿No te parece que 8 mensajes en 10 días es demasiado?” -me dijo uno.

¿no crees que tu gente se va a aburrir y van a dejar de leerte?” -me dijo otro.

De verdad agradezco que me expresen lo que piensan pues creo que desean lo mejor para mí.

Reconozco que son inquietudes válidas.

Y sí, es probable que algunos dejen de leerme.

Seguramente unos cuantos incluso van a desinscribirse de mis listas para no volver a escuchar de mi.

Te confieso que no me da igual.

Para nada.

Mi ego aún resiente que la gente deje de quererme.

¿Pero sabes algo?

Hace tiempo aprendí que no importa lo que hagas, siempre hay gente que dejará de quererte.

Cuando entendí eso dejé de preocuparme tanto por ganar la aprobación de otros y comencé a concentrarme en disfrutar el proceso de hacer una diferencia en este mundo sabiendo que algunos lo agradecerán y se unirán a mí y otros lo desaprobarán y cuestionarán.

Por eso, mi enfoque está en quienes sienten que su vida se enriquece al leer lo que comparto.

Me interesan quienes quieren ser parte de mi mundo y obtener -como mínimo- opciones y resultados como los que yo tengo.

Por el contrario, yo ansío es que ellos obtengan resultados muy superiores a los míos!

Un día me pregunté si la mejor forma de ayudarles era mandando un email a la semana o menos y me tomé la molestia de hacer un sondeo a quienes suelen responderme rutinariamente mis mensajes.

Como resultado de mi muy primitivo sondeo obtuve un contundente No Way José!

Casi por unanimidad, la conclusión fue que la mejor forma de ayudarles es dándoles la MAYOR cantidad de insumos posible que puedan utilizar de inmediato en sus vidas!

Esa es la razón por la que cada email te presenta puntos de vista, reflexiones y lecciones que pueden ayudarte a que se te encienda el foco y avances rápido en tus proyectos.

Y según me han hecho saber, ellos están felices que esté escribiendo con esta frecuencia.

Soy una chica con muchos sueños que siempre ha querido llevar oportunidades a quienes buscan una.

En mis sueños te veo a ti disfrutando la vida que te mereces: alegre, abundante y con mucho significado.

Y soy una soñadora peligrosa por elección.

Mientras más participes y te empapes de mi forma particular de trabajar y pensar, más disfrutarás toda la info que he preparado para ti.

¿Que hay de quien piensa que es una pereza recibir tanta info?

Pues…

Si a alguien le aburren o cansan mis mensajes, quizá este no sea lugar correcto o quizá este no sea el tiempo correcto para esa persona.

Puedo entender eso. Y sé que tú también.

Así que

Sigamos adelante!

Dina “la soñadora peligrosa” Guillén

P.D. En pocas horas iniciamos el ¿último? taller práctico de inteligencia financiera del 2015 y agradezco a quienes han estado conmigo todos estos años aprendiendo, creciendo y cambiando.

Es un honor tenerlos en mi equipo de trabajo y en mi vida.

P.P.D. ¿No entiendes que quise decir con que soy una soñadora peligrosa? 🙂

Acá está la respuesta:

Todos los hombres sueñan, pero no de la misma manera. Aquellos que sueñan en los polvosos recesos de la noche despiertan con el día y descubren que todo era vanidad; pero los soñadores de día son hombres peligrosos, pues pueden actuar en su sueño con los ojos abiertos y hacerlos posibles”

                                                 – T. E. Lawrence

Deja un comentario