¿Eres O Solo Pretendes Ser?

En mis años como Asesora de Finanzas Personales, he descubierto que hay personas que “Son” y personas que únicamente “Pretenden Ser” con respecto a hacer algo productivo con su vida.

Y ahora voy a contarte cómo hago para identificar rápidamente a qué categoría corresponde cada persona que busca mi ayuda.

Verás, cuando alguien me contacta, usualmente me dice cuánto quiere alcanzar su libertad financiera; con gran entusiasmo me cuenta lo comprometido que está para alcanzarla, me dice  cuántos libros ha leído, me cuenta sobre los grandes planes que tiene y me dice que lo único que necesita es encontrar la oportunidad correcta y un poco de asesoría de mi parte.

Hasta ahí todo bien…

Esta es la forma en que se comporta alguien que “Pretende Ser”:

Luego de darle la asesoría, le presento la oportunidad perfecta según lo que él mismo me ha dicho, la persona no hace más que cuestionar todo, buscar razones por la cual rechazarla, me hace preguntas que él mismo no comprende y que solo lo hacen ver como alguien sofisticado (según él o ella) y no hace nada.

Tres años después, nos volvemos a encontrar y luego de platicar unos breves instantes, me doy cuenta que está exactamente igual que la última vez: se encuentra únicamente soñando con que el dinero simplemente aparecerá de algún modo y se resolverán todos sus problemas.

Compara esto con la reacción del que “Es”:

Luego de darle la asesoría, le presento la oportunidad perfecta según lo que él mismo me ha dicho y la persona me hace preguntas específicas sobre la oportunidad, sobre el porqué esa oportunidad es para él,  me pide que le muestre cómo esa opción le brindará apalancamiento, cómo le permitirá posicionarse, cómo crecer como hombre o mujer de negocios y luego de hacer algunos números y proyecciones financieras pone manos a la obra inmediatamente.

Tres años después, esa persona tiene su vida financiera bajo control.

Como puedes imaginar, le dedico gran cantidad de tiempo y energía a los que son y me despido rápidamente de quienes únicamente pretenden ser.

Te das cuenta que no se trata de con cuánto dinero cuentas, sino de cuál es tu actitud hacia la vida y las oportunidades la que te dan el éxito.

Tu opinión es muy valiosa para mí, exprésala a continuación con tus comentarios.

Tu Futuro Está En Tus Manos.

Dina Guillén